Tu estas aqui
Home > Politica > Ernesto Sanz: «Después de Raúl Alfonsín no hay nadie más progresista que Mauricio Macri»

Ernesto Sanz: «Después de Raúl Alfonsín no hay nadie más progresista que Mauricio Macri»

El referente radical calificó al kirchnerismo como un «progresismo estético» con una «perversión en el discurso». Consideró que el gobierno anterior «creó una fachada con los derechos humanos para robar y cometer los más terribles actos de corrupción».

«En los 12 años de kirchnerismo yo estuve en el Senado y me daba cuenta de lo que hacían, es para putearlos», resumió sin eufemismos el radical aliado del Gobierno, Ernesto Sanz. Además, indicó que «sería deseable que Julio De Vido esté preso porque significaría un gesto de salud institucional».

El referente de la UCR recordó sus años de labor en el Congreso durante el kirchnerismo y, años atrás, cuando compartía el recinto con Cristina Kirchner: «Sé lo que ella es y tengo la peor impresión. Respeto a los militantes de otros partidos y a muchos kirchneristas como Jorge Taiana, pero a ella no la respeto para nada», afirmó.

A propósito, describió a la senadora electa como «una mujer enferma de poder con un enorme desequilibrio emocional, sin límites ni concepción de lo que es una república democrática».

Sanz también fue categórico al analizar cómo el kirchnerismo llevó adelante su política de derechos humanos: «A veces ella se cree lo que dice y otras es una fachada, como el montaje que hicieron con los derechos humanos. Allí hay una hipocresía fenomenal. A los Kirchner nunca les importaron los derechos humanos, fueron una fachada ideológica para robar y cometer los más terribles actos de corrupción».

Durante una entrevista con Luis Novaresio en A24, el aliado del Gobierno ratificó que pone «las manos en el fuego por Mauricio Macri» porque «ejerce con honestidad su cargo, con patriotismo y una visión de país». El radical también se animó a analizar que «si al 2019 se llega bien, cumpliendo muchos objetivos, Macri tendrá otra oportunidad».

Luego Sanz contrastó las políticas de Cambiemos con las del kirchnerismo, las cuales calificó como un «progresismo estético». El denominado «ministro sin cartera» aseguró que «la inversión social de este gobierno es fenomenal, pero lo que pasa es que hubo una perversión en el discurso». En ese sentido, argumentó: «El progresismo estético hundió sus raíces culturales muy fuerte. De la boca para afuera eran progresistas pero en la práctica dejaron un 30 por ciento de pobreza».

Sanz también rechazó el «mito de que Macri es un rico que gobierno para los ricos» y agregó: «No hay nada más conservador que el kirchnerismo. Conservó privilegios, poder, todas las cosas malas de la democracia».

Sobre el final, consideró que «después de Raúl Alfonsín, no hubo un presidente más progresista que Mauricio Macri». Admitió que «por decir esto me van a putear», pero recalcó: «Lo ratifico, y estoy dispuesto a dar el debate sobre cuál es el verdadero progresismo en la Argentina, el estético o el que se ve en la cancha».

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Top