Los seguidores se apaciguaron, zanjaron la discusión y el partido se reanudó sin incidentes.

El tenis suele ser un deporte en el que reina la camaradería y la calma en las tribunas. Sin embargo, en el partido que disputan Juan Martín Del Potro y el portugués Joao Sousapor la segunda ronda del tenis masculino en Río 2016, las acciones debieron pararse por unos instantes debido a una pelea entre fanáticos en las gradas.

El encuentro entre el argentino, que viene de eliminar a Novak Djokovic en primera ronda, y su rival recién había comenzado. Iban 1-1 en el primer set y La Torre se disponía a sacar cuando el murmullo bajó desde las tribunas. Del Potro detuvo el juego y se fue hasta una silla, lo mismo hizo Sousa.

Aunque las cámaras de la transmisión oficial no lo mostraron, los comentaristas explicaron que un fanático brasileño y uno argentino se tomaron a golpe de puño y armaron un gran revuelo. Recién una vez que fueron calmados, el juego pudo reanudarse. Las imágenes de la trifulca aparecieron minutos más tarde, en las redes sociales.

Es conocida la rivalidad histórica que hay entre argentinos y brasileños, y no es la primera vez que hay altercados en estos Juegos, algo que contrasta con el espíritu de la competencia. En varias disciplinas en Río, incluso, los hinchas locales han abucheado fuertemente a los atletas Albicelestes. 

INFOBAE.