El martes al mediodía, un hombre de 64 años fue rescatado tras quedar afectado por la inundación en Gancedo. Un policía lo escuchó pedir auxilio, lo vio prendido de un pilar y lo salvó.

Los uniformados realizaban tareas relacionadas con la emergencia hídrica y la asistencia a las personas evacuadas por las inundaciones, cuando escucharon los gritos del hombre.

En ese momento, frenaron el patrullero y uno de los oficiales nadó hasta donde estaba el hombre, lo amarró a su hombro y lo llevó hasta una zona segura.

Una vez rescatado, el hombre mencionó que no sabía nadar y que su familia se encontraba bajo agua en un paraje cercano, por lo que los policías pidieron la colaboración de los Bomberos Voluntarios y de la Policía Caminera.

Luego, todos los uniformados realizaron un operativo para evacuar a los familiares del hombre, quien se encuentra en buen estado de salud.

Comentarios

Comentarios