Tu estas aqui
Home > Tecno > No tenemos 5G, pero el 6G ya ha empezado a tomar forma

No tenemos 5G, pero el 6G ya ha empezado a tomar forma

Estamos aún a unos años –un par, seguramente- de que las redes móviles 5G empiecen a asentarse en diferentes países. En España, por ejemplo, ya ha arrancado la licitación de espectro, pero hay mucho camino por delante, y más aún para que una parte importante de los usuarios opere sobre la próxima generación de redes de telefonía móvil. Sin embargo, el Centro de Comunicaciones Inalámbricas de la Universidad de Oulu ya tiene su foco puesto en el desarrollo del 6G, para lo que cuentan con financiación para el programa 6G, con una hoja de ruta de ocho años.

Sí, evidentemente, tardaremos muchos años en ver llegar las redes de telefonía móvil 6G. Mucho antes, seguramente, y como ha ocurrido con el 3G o el 4G, llegarán evoluciones del 5G que todavía está pendiente de su estreno. En cualquier caso, la investigación va mucho por delante de la implementación a nivel comercial –lo que es evidente-, y el 6G ya ha dado sus primeros pasos. La Academia de Finlandia ha anunciado la financiación de 6Genesis, que es un programa de investigación que durará ocho años y pretende conceptualizar el 6G. Aquí, en la Universidad de Oulu, ya se ha colaborado de manera significativa en el desarrollo del 5G.

El 6G ya ha dado su primer paso: el proyecto 6Genesis tendrá ocho años para empezar a desarrollar la próxima evolución de las redes móviles tras el 5G

Han elaborado incluso un vídeo conceptual, en el cual muestran cómo se imagina al 6G en el año 2037. A partir del anuncio en sí, de que se ha financiado el proyecto, todo es bastante ‘ciencia-ficción’. Por el momento, el 6G no es más que una idea como paso lógico tras las redes de telefonía móvil 5G. Si esta quinta generación supondrá una revolución para el IoT y la conexión entre dispositivos –o al menos, eso se espera-, del 6G se ha proyectado en esta primera idea algo mucho más allá. Interfaces proyectadas y basadas en hologramas, o productos tan sencillos como una botella de agua, que también contarían con pantallas y conexión a Internet.

La implementación y el desarrollo de las redes 4G ha llevado a un importante salto en la tecnología, con evoluciones que ni siquiera se habían proyectado durante el desarrollo del 4G como estándar de conectividad. Con el 5G, exactamente lo mismo: hasta que no llegue, y crezca en su cuota de uso y disponibilidad, realmente no sabemos qué impacto exacto tendrá en la sociedad y la tecnología. Con esta premisa, es realmente complicado saber qué nos depara con el 6G. Pero al menos, esa próxima generación de redes móviles ya tiene sus primeros cimientos.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Top