Tu estas aqui
Home > El mundo > La mirada de Francia: la crisis argentina preocupa y genera una excusa para frenar el acuerdo

La mirada de Francia: la crisis argentina preocupa y genera una excusa para frenar el acuerdo

«El presidente argentino, Mauricio Macri, es un centrista al mismo tiempo que un reformista pragmático. Quiso demostrar que su país no estaba condenado al populismo. Está en vías de fracasar. Una lección para hacer meditar a Emmanuel Macron, su primo en política. Aun cuando, evidentemente, la Argentina no sea Francia».

Así comenzó su crónica el viernes pasado el columnista estrella del diario económico francés Les Echos, Eric Le Boucher. Con más o menos énfasis, su opinión es compartida por todos los medios financieros y empresarios franceses desde que se produjo el shock de las elecciones primarias.

Para el economista liberal Nicolas Bouzou, que acaba de regresar de un viaje relámpago a nuestro país, «la Argentina demuestra que en economía no hay determinismo histórico». «Así como Singapur, Luxemburgo o, en menor medida, España y Portugal son países pobres que se hicieron ricos, la Argentina es un país rico que se empobreció», opina. Y concluye: «Los europeos deberían comprender eso. Que un país que se sumerge en la cobardía del populismo puede seguir enfermo un siglo después. Las víctimas de esas políticas nunca son los más ricos, sino siempre los más frágiles».

Respetando una larga tradición, el gobierno y los medios políticos oficiales han mantenido, por el contrario, un riguroso silencio desde que se conocieron los resultados de las primarias. «Francia no comenta resultados de primarias ni el desarrollo de campañas electorales. Los gobiernos tampoco reciben a los candidatos, por favoritos que sean. Por respeto a los procesos políticos en curso y porque se trata de una cuestión exclusivamente interna de los argentinos», responde, lacónico, un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En reserva, sin embargo, todos expresan su preocupación. Las relaciones bilaterales durante el gobierno de Cristina Kirchner fueron extremadamente tensas y nadie quisiera ver fracasar de golpe la reanudación de una nueva era impulsada por Mauricio Macri.

También están los más pragmáticos. Aquellos que no dejan de manifestar cierto alivio ante la posibilidad de que la actual crisis política argentina -sumada al comportamiento errático del presidente brasileño, Jair Bolsonaro- termine provocando una relativa parálisis en el proceso de ratificación del tratado de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur.Ads by 

Francia fue uno de los países más reservados con respecto a ese pacto y, desde que se anunció el acuerdo, el 27 de junio, el presidente Emmanuel Macron ha estado bajo el fuego nutrido de ONG y agricultores que exigen su anulación por diferentes razones.

Por: Luisa Corradini

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Top