Este lunes, el titular de la Administración Provincial del Agua, Francisco Zisuela, se refirió en La Radio a la bajante notable del río Paraná, debido a la falta de lluvias en la Cuenca del Iguazú. Hoy, en la zona de Barranqueras, se indica una altura de 2.03, lo cual definió como “preocupante”.

Según indicó el funcionario, esta situación se viene dando desde hace un tiempo con muchas complicaciones. “Incluso para los mismos deportistas que se pierden o no pueden encontrar el acceso al riacho Barranqueras, porque se encontraban con bancos y bancos de arena por todos lados. Y ellos son muy conocedores del río”, mencionó.

“Una barcaza paraguaya también tuvo problemas en la curva frente a Formosa, frente a Alberdi, por el poco caudal”, agregó.

Asimismo, indicó que vienen realizando trabajos de dragado en el riacho Barranqueras, en el acceso Sur, con el fin de mejorar la circulación de barcazas. “Hoy estamos dragando el muelle de YPF para poder abastecer de combustible”, dijo.

“Tiene que haber una gran lluvia en la cuenca del Iguazú para mejorar este contexto. Una vez que eso sucede, en siete días crece nuestra zona. Estamos esperando lluvias, que según pronósticos, recién se darían para noviembre en la Cuenca del Iguazú. Así que tendremos un octubre muy complicado”, adelantó.

También ocurre lo mismo en el Río Bermejo, donde ya se prohibió todo tipo de pesca, por la bajante extrema. “Se lo cruza caminando prácticamente”, indicó Zisuela.

Comentarios

Comentarios