A pesar de la pandemia por coronavirus que sacudió la actividad mundial, hay países que no todavía no suspendieron la agenda futbolística.

Los eventos deportivos de todo el mundo debieron suspenderse a raíz de la rápida expansión del coronavirus. Uno de los deportes afectados fue el fútbol, ya que al menos 54 ligas de Europa debieron suspender sus actividades por tiempo indefinido, por ejemplo.

Sorprendemente, y pese a que la mayoría cree que la pelota había parado por completo, hay actualmente tres campeonatos que se siguen jugando: Bielorrusia, Nicaragua y Tayikistán son los lugares en los que todavía se sigue actuando con total normalidad.

BIELORRUSIA

La Vysshaya Liga es el torneo de Primera División de Bielorrusia y se sigue desarrollando con normalidad. Son 16 equipos los que disputan el campeonato que acaba de comenzar. Es que parece que por las calles de este país la crisis por COVID-19 todavía no llegó, ya que los comercios siguen abiertos, la gente sigue paseando, las clases continúan y por supuesto los estadios de fútbol brindan el espectáculo de cada fin de semana.

Ante esta extraña decisión se suma la escasez de transmisiones deportivas en vivo y por eso, países como Rusia, Ucrania, Israel, Serbia o Croacia decidieron adquirir los derechos televisivos de la Premier League bielorrusa. Esto está resultando muy positivo ya que suma mucho en el plano económico.

En Bielorrusia, las cifras oficiales de infectados no llegan a 100 y tampoco registran muertes, es por eso que no se han tomado medidas de prevención. «Sabemos que no es fácil jugar ahora, pero debemos ser profesionales incluso sabiendo que podemos estar en peligro. Antes de cada partido tenemos que pasar varios tests del coronavirus y nos toman la temperatura cada dos días», afirmó Elis Bakaj, jugador del Dinamo Brest, club del que Diego Armando Maradona es «presidente honorífico».

NICARAGUA

La Liga Primera de Nicaragua es la única de Latinoamérica que continúa con su actividad, pero a puertas cerradas y sin saludo entre los futbolistas. El Gobierno nicaragüense informó tan solo seis casos positivos y un solo fallecido, por ese motivo no se tomaron medidas preventivas como en otros países.

«Supuestamente hay más contagiados, pero los están ocultando, quizá para no alarmar. Un compañero nuestro que tiene familiares que trabajan en un hospital dice que hay más contagiados», expresó Leandro Figueroa, futbolista argentino en diálogo con La Nación.

Además, en Nicaragua fue desestimado el pedido de los jugadores de frenar la actividad. Como medida de protesta, el equipo de Diriangén, puntero del torneo, posaron con barbijos, guantes y separados a un metro de distancia.

TAYIKISTÁN

Aunque limita con China, no posee infectados por coronavirus y empezó su temporada de fútbol con la Supercopa a puertas cerradas.

Las autoridades locales tomaron la decisión de arrancar con el campeonato debido a que en el país no se detectaron casos de ciudadanos infectados con COVID-19, el único país de la zona sin positivos junto a Turkmenistán, que también arrancaría su liga en breve.

Comentarios

Comentarios