En su última conferencia para accionista, el CEO de Zoom, Eric Yuan , confirmó que la compañía vio un incremento en sus ingresos de un 169 por ciento entre el primer trimestre fiscal de 2020 y el segundo, gracias a que su app de videollamadas se convirtió en el estándar de conectividad durante la cuarentena (y más allá de los múltiples competidores que tiene). Así, Zoom facturó 328 millones de dólares (en abril tenía 300 millones de usuarios), aunque advirtió que tiene mayores costos operativos.

La compañía fundada por Eric Yuan también advirtió que sólo encriptará las videollamadas de sus usuarios pagos, y que permitirá que las fuerzas de seguridad de cada país accedan a las videollamadas que usan la versión sin costo del servicio: «queremos trabajar con el FBI y las fuerzas de seguridad locales en caso de que alguna gente use Zoom un mal propósito», dijo en la conferencia.

El tema del cifrado de las videollamadas siempre ha sido un tema espinoso para Zoom , que a principios de año aseguraba que todas las conexiones estaban cifradas, aunque eso cambió luego con la versión 5.0; ese problema de seguridad llevó a que al inicio de la pandemia varias compañías recomendaran no usar el servicio. Las conexiones actuales sí están cifradas , aunque la encriptación de extremo a extremo (considerada la más segura posible) sólo estará disponible para usuarios pagos en la próxima actualización.

El dato de color de Yuan fue que cuando comenzó su discurso (vía Zoom) estaba muteado, es decir, con el micrófono apagado, algo que suele sucederle a mucha gente pero que uno esperaría que no le pase al dueño de la compañía. Yuan ya había declarado en otra ocasión que estaba harto de las reuniones por Zoom, aunque son las que le dieron fama y fortuna.

Comentarios

Comentarios