En pocas horas el presidente Alberto Fernandez no sólo anunciará una nueva extensión de la cuarentena. También, comunicará que la zona metropolitana dará marcha atrás en su flexibilización con un fuerte endurecimiento de la cuarentena. Tomás Orduna, médico infectólogo y asesor del gobierno nacional, adelantó que las medidas que se adoptarán serán bajo la estrategia del «martillazo» con el fin de mitigar y contener los casos de coronavirus.

«Es un concepto del ingeniero Tomás Pueyo que dice que cuando empieza a haber muchos casos viene el martillazo, que es la cuarentena férrea» , indicó Orduna en FM La Patriada y explicó que así «se produce un aplastamiento de los contagios nuevos».

«Después se empieza a abrir y ahí viene una serie de subas y bajas en la aparición de casos que pueden ser en conglomerados como geriátricos, hospitales. Después empieza a haber un momento que empiezan a crecer los contagios y vuelve nuevamente el martillazo» , sostuvo Orduna.

«Fase 1.5»

En función del nuevo endurecimiento de las medidas, Orduna señaló que la zona metropolitana aplicará una «fase 1.5». «Vamos a un mix entre la 1 y la 2 porque algunas cosas van a quedar. Hay 11 millones de personas que necesitan ir a los bancos y eso hay que sostenerlo» , remarcó.

Por otro lado, el especialista planteó que «la idea es que los locales no esenciales estén cerrados». Sin embargo, aclaró que cada jurisdicción definirá que tipo de comercios y fábricas permanecerán abiertos.

Y añadió: «El transporte se debe restringir para frenar la intercomunicación entre la provincia y la ciudad de Buenos Aires. El cuánto todavía no está definido».

El presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunirán hoy para definir las restricciones que comenzarán el lunes próximo, en una batalla contra reloj para intentar detener la creciente ola de contagios por coronavirus.

Comentarios

Comentarios