El Gran Resistencia y algunas localidades del interior han regresado a fase 1, el presidente Alberto Fernández pidió un último esfuerzo, pero ¿Están dando los frutos esperados? Hace días atrás Zacarias Bustos decía a Noticiero 9 que quizás en los primeros días de julio se comenzarían a ver los resultados de la vuelta a fase uno. En este sentido, volvimos a contactar al licenciado para que nos dé una lectura de lo que está atravesando la provincia.

Ayer martes llegó una comitiva nacional sanitaria a la provincia para trabajar en conjunto con la provincia para lograr un mayor control de los estragos que está ocasionando el coronavirus en la provincia del Chaco. Pero, ¿la comitiva llegó porque las cosas están mal o porque las cosas están bien y ellos vienen a reforzar lo que se está haciendo? En diálogo con Noticiero 9 el licenciado Zacarias Bustos destacó que “yo diría que las cosas no están tan mal y tampoco están bien todavía, de alguna forma la última vez que hablábamos yo les decía que tendríamos que esperar 10 días para empezar a ver cuál va a ser la tendencia, lo que hoy se nota es que claramente la situación no empeoró como lo está haciendo en Buenos Aires en donde los casos no están creciendo exponencialmente pero si lo están haciendo sostenidamente, en Chaco se observa un movimiento zigzagueante de la curva, porque tenemos algunos días con 50 casos y otros con 30”.

En este sentido, contó que “en Chaco estamos haciendo otra lectura, estamos viendo cuantas camas hay ocupadas en UTI, estamos viendo que el sistema de salud no está colapsado, entonces lo primero que tenemos para decir es positivo, las cosas no empeoraron y eso no es poco, es muchísimo en esta circunstancia”.

Por otro lado, en cuanto a la ayuda que confirmó el gobierno y que recibirá la provincia en esta nueva etapa, el licenciado Bustos remarcó que “toda ayuda es bienvenida y suma, después están en las autoridades ver qué se puede implementar”, y en cuanto a la visita oficial de la comitiva sanitaria destacó que “es muy positivo y muy bueno porque eso significa que la atención está puesta en Chaco”.

Además, recordó que “nosotros venimos colaborando con Chaco desde el día 1 diciendo “no nos olvidemos de Chaco” porque la mayor atención está puesta en AMBA -por una cuestión de que es una ciudad muy grande y tiene la mayor cantidad de casos-, pero no por eso había que desatender la situación en Chaco, había que ayudar de todas las formas posibles, lo hicimos en un primer momento en aquella charla que tuvimos con las autoridades de Resistencia, lo hicimos luego con las conversaciones que empezamos a tener con el gobierno del Chaco, esto es muy importante, y entendemos que todas las medidas que anunciaron hoy, en cuanto a todos estos cuidados que se empiezan a tener en la mirada hacia Chaco, es sumamente importante, tenemos mentes brillantes en este país y debemos saber aprovecharlas”.

Asimismo, brindó un análisis de la situación que atraviesa el interior de la provincia, que, si bien no es crítica, cada día se confirman nuevos casos en varios municipios chaqueños que, hasta hace unas semanas, no contaban con casos. Ante esto, Bustos comentó que “hay un mapa que compartimos desde End Coronavirus en donde podemos ver por localidad la cantidad de casos y la curva en los últimos 14 días, nos alertan de los focos en donde hay que prestar atención, y lo que está pasando en Chaco es lo que está pasando –en otra escala- en el país” en este sentido explicó que “hace dos semanas teníamos el país prácticamente limpio de casos, alrededor del 85% del mapa estaba verde, y hoy de pronto vemos que, si bien no hay una situación desbordada en ninguna otra provincia que no sea Buenos Aires, tenemos este foco que sigue estando activo en Chaco y empiezan a aparecer pequeños focos en otras provincias, esto tiene que ver con el desplazamiento de las personas”.

Los nuevos casos en el interior de la provincia, y los nuevos focos que se van registrando en las distintas provincias de Argentina se deben al traslado de personas de una provincia a otra, de una localidad a otra. El licenciado comentó que “el traslado de personas que son esenciales, como camioneros que tienen que transportar bienes esenciales para el funcionamiento de cualquier comunidad, se empieza a notar que son personas que empiezan a llevar la enfermedad a otros lugares, los desplazamientos internos están comprobados que son el principal foco cuando se logra contener la situación, y probablemente en Chaco es eso lo que está sucediendo”.

Uno de los pedidos del gobernador Capitanich al gobierno nacional, además de la asistencia económica, y de la ayuda del Ejército para una cuestión humanitaria y de Gendarmería para restringir la movilidad dentro de las áreas críticas, fueron más médicos terapistas, esto es una cuestión que no solo se da en el Chaco. Zacarias es gerente de un sanatorio en Córdoba y aseguró que la falta de médicos terapistas “es algo que se viene viendo hace muchos años, realmente hay un déficit de médicos en Terapia Intensiva y esto se ve puntualmente en esta situación en donde hace falta más personal. No es un situación nueva ni propia de Chaco, es una situación a nivel regional, no solo de Argentina, y en realidad ahora empezamos a ver la importancia de tener más médicos”.

Por otro lado, destacó la utilización del plan Detectar en Chaco y adelantó que “se está formando más gente y tengo entendido que va a haber universidades colaborando para armar más equipos de rastreadores, algo que es fundamental porque si bien hoy la cantidad de casos positivos que se detectan en Chaco no es alarmante, más y mejores testeos se realizan, más control de la enfermedad tendremos”.

Por último, remarcó que “mientras más se restrinja la cantidad de gente que se desplaza de un país a otro, de una provincia a otra, de una localidad a otra, mejor control vamos a tener de la situación y, por ende, vamos a necesitar controles más estrictos y para esto es fundamental contar con la ayuda de las Fuerzas Armadas”.

Fuente: Diario 21 Tv.

Comentarios

Comentarios