El gremio asegura que se trató de irregularidades y procedimientos no realizados por parte del Gobierno.

El secretario general de UPCP, José Niz, calificó de “imprudentes y oportunistas” las declaraciones de los funcionarios del Hospital Perrando y afirmó que “no hubo ningún tipo de atentado”, en referencia a los respiradores del lugar.

“Las autoridades sanitarias violaron la Ley de Obras Públicas, porque no han cumplimentado el procedimiento de entrega de obra finalizada y tampoco han llevado a cabo las auditorias de control pertinente. Es de máxima gravedad la actitud de las autoridades, porque los trabajadores no han sido notificados de los planos de las refacciones y construcciones realizadas a la fecha”, determinó el dirigente.

“La salud pública chaqueña está en manos del Gobierno provincial y por lo tanto cuando un paciente ingresa a un efector de salud, a partir de ese momento, quienes custodian la vida del paciente son las autoridades jerárquicas, que deben marcar los lineamientos de atención. Nuestros compañeros no han sido informados de los cambios, refacciones, modalidades de funcionamiento de las nuevas construcciones que se realizan”, agregó.

LA IMPORTANCIA DE LA PRUEBA EN VACÍO

El dirigente de UPCP, remarcó que “la prueba en vacío es muy importante, para que el recurso humano haga el reconocimiento del área, de los equipamientos, del funcionamiento de los mismos y, a la hora de que el paciente requiera conectarlo al respirador, que estos equipos tengan un desempeño perfecto, porque de ello depende su vida”.

Según explicó Niz, cuando hay un problema de aspiración, oxígeno central y/o aire comprimido, se convoca al personal de Mantenimiento, “pero sin planos, nuestros compañeros están ciegos, porque desconocen cómo se hicieron las instalaciones”, explicó. “La notificación formal es responsabilidad de los niveles de conducción”, agregó.

“Ahora es importante investigar quién recibió la obra, quiénes hicieron la auditoria y a partir de ahí sí la directora, subsecretario y demás le notificaron a nuestros compañeros e hicieron la prueba en vacío”, remarcó.

“Los servicios de oxígeno, aire compromiso y aspiración siempre se manejaron a nivel central, pero la empresa encargada de la obra modificó el sistema e incorporó una llave de paso, en el marco de las adecuaciones y refacciones de la Pastilla 6, hoy llamada Covid. Pero todo este proceso nunca fue notificado al recurso humano”, destacó.

LA URGENCIA DE LA INAUGURACIÓN

Si bien desde UPCP manifestaron que en el proceso de investigación también va a salir a la luz “la transgresión a la Ley de Obras Públicas en cuanto a la ausencia de un inspector de obra, del cumplimiento del proyecto ejecutivo, los funcionarios que autorizaron los pagos de las certificaciones de obra, es de público conocimiento que el gobernador inauguró una mañana las instalaciones y, por la tarde, internaron a los pacientes”. “Esto demuestra que nunca se realizó la prueba en vacío”, aseguró Niz.

“Ni bien inauguraron, conectaron a los pacientes a los respiradores, sin verificar previamente si el oxígeno y el aire comprimido que lo enriquece, era el necesario para satisfacer la demanda. No es lo mismo tener conectado un respirador que seis, porque el nivel de exigencia es distinto”, advirtió.

“Posiblemente, al estar abierta mínimamente la llave, lo más probable es que no sonó la alarma porque estaba conectado un respirador y era suficiente la provisión en esa medida graduación, pero al tener conectado varios, el suministro de aire comprimido fue insuficiente y sonaron las alarmas”, determinó el secretario.

Fuente: Data Chaco

Comentarios

Comentarios