Se cumplen seis años de aquella semifinal que jugó Argentina contra Holanda, en San Pablo, donde el conjunto dirigido por Alejandro Sabella igualó en cero y mediante la definición por penales con una actuación soberbia de Sergio Romero, el equipo Argentino llegó a la gran final.

Esa alegría que tuvo el fútbol argentino será recordada, donde en cada pueblo, ciudad y provincia del país salieron todos a las calles a compartir esa inmensa alegría, que después de tanto tiempo llegamos a la final de un mundial.

La cantidad de niños, adolescentes y grandes llorando de alegría y emoción por ese partido, sumando al sufrimiento que fueron esos 120 minutos, más la definición de penales. Sin duda con este hecho futbolístico me di cuenta que en este país se vive el fútbol de una manera única en el mundo, esa emoción en la gente, esas lágrimas y abrazos que se dieron todos. El salir a festejar haciendo bullicios por la calle, cantando los temas del mundial, como el famoso “Brasil decime que se siente”.

En fin, muchos recuerdos e imágenes visuales de ese día que van a quedar marcado por mucha gente, el desenlace final sabemos todos, llegamos a la final y no aprovechamos esas oportunidades y Alemania campeón del mundo, pero ese 9 de julio del 2014 para muchos será recordado como el día en el que miles y millones de argentinos lloraron de alegría por un partido de futbol.

Emociona sin duda ver ese video, lo miraría 100 veces y no me aburriría, el futbol es el deporte más apasionante del mundo.

Por Ezequiel Eigenmann

Comentarios

Comentarios