«Se está evaluando cómo se sigue», afirmó la titular de la Anses, Fernanda Raverta.

Mientras que este lunes continuará el pago del tercer bono del Ingreso Familiar de Emergencia mediante Clave Bancaria Uniforme (CBU) los titulares cuyos documentos terminen en 2, aún no está confirmado si habrá un cuarto bono.

«Vamos a garantizar el tercer pago del IFE y este tercer cronograma, y estamos evaluando con el equipo y el Gabinete Económico cómo vamos a seguir», expresó la titular de la AnsesMaría Fernanda Raverta.

Acerca del bono de 10 mil pesos, la funcionario explicó que «no solo acompañó a las familias en este tiempo tan difícil y las sigue acompañando ya que se está terminando de pagar la versión 3, sino que además generó una dinámica en la que los comercios de proximidad y las economías locales se pusieron en movimiento».

«Se está evaluando cómo se sigue», sostuvo Raverta acerca del futuro del beneficio, en una entrevista con la agencia Télam, y adelantó: «Sí puedo decir que vamos a garantizar el tercer pago del IFE y este tercer cronograma, y estamos evaluando con el equipo y el Gabinete Económico cómo vamos a seguir».

Aclaró que la definición estará «atada a cómo siga la pandemia y las distintas particularidades que genera en las cuestiones económicas de la Argentina».

Consultada sobre si el IFE puede ser tomado como un futuro ingreso universal, una idea que sobrevoló en algún momento, aclaró que «hay distintas miradas de funcionarios y ministros y hay ministros que creen que sí y otros que creen que no».

«A mí me gusta decir que nosotros el 10 de diciembre asumimos la responsabilidad de poner a la Argentina en marcha y es claramente fortalecer la industria nacional, generar empleo y a partir del empleo generar consumo y esto de apoyar la producción es nuestro principal objetivo», expresó.

Indicó que a las «familias del Ingreso Familiar de Emergencia lo mejor que les puede pasar es que el Estado genere condiciones a partir de un modelo de crecimiento económico para poder tener trabajo y de esa manera vivir y alimentar a sus hijos y desarrollar a su familia».

No obstante, Raverta aclaró que «no podemos desconocer que el proceso de poner a la Argentina en marcha va a llevar un tiempo y que va a haber más sectores golpeados».

En ese plano, graficó que «cuando vemos el ponderado por edad del Ingreso Familiar de Emergencia sabemos que hay una franja etaria que ha tenido mayor cantidad de solicitudes y puntualmente son los chicos de 18 a 24 años y los de 24 a 30».

Analizó además que «esa población es muy castigada por la pobreza y la indigencia y hay que pensar políticas de acompañamiento para distintos sectores vulnerables de la sociedad».

«Nuestra responsabilidad como gobierno -aseveró- es generar condiciones desde el Estado para que el modelo económico garantice las posibilidades de que los argentinos tengan trabajo. Ese es nuestro enorme desafío», dijo.

Comentarios

Comentarios