El reporte del Ministerio de Salud del Chaco fue remitido a la justicia federal, en el marco de la investigación que involucra a la medica y su hija que, al regresar de España, introdujeron el Coronavirus en la provincia. 

El pasado miércoles el caso de las denominadas “pacientes 0 y 1” que introdujeron el Coronavirus en Chaco generó repercusión nuevamente, luego de la Cámara Federal de Apelaciones (con las firmas de las Juezas Rocío Alcalá y María. D. Denogens) resolviera sobreseer de culpa y cargo a la médica jubilada de 74 años y su hija de 34.

Ellas estaban procesadas, acusadas de violar los artículos 202 y 203 de Código Penal, que refiere a “propagar una enfermedad contagiosa y peligrosa para las personas por imprudencia –modalidad culposa-, teniendo como resultado enfermedad y muerte”.

Si bien, aún resta saber si la fiscalía de Cámara a cargo del Dr. Federico Carniel apelará o no el sobreseimiento, Diario21.tv accedió a un informe –que consta en el expediente judicial- en el que se detalla como fue el inicio de la cadena de contagios que tuvo como puntapié inicial a las “pacientes 0 y 1” en Chaco.

En informe –que fue elevado a la Justicia Federal- por parte del Ministerio de Salud Pública del Chaco, confirma que las contagiadas “entorpecieron la investigación de probables casos”.

EL INICIO DE LA SOSPECHA

Según el reporte, todo comenzó el día 6 de marzo de este año, cuando “en horas de la tarde se recibe la consulta de una médica infectóloga de consultorio privado que refiere tener dos pacientes con síntomas de resfrío común, tos, odinofagia, malestar general y diarrea desde el día 02/03/2020”. La médica reportó que ambas mujeres “provenían de un viaje a España en un vuelo hacia Asunción – Paraguay y llegando por vía terrestre en su propio vehículo a la ciudad de Resistencia el día 28/02/2020”. En ese instante la médica infectóloga indicó que sospechaba del diagnóstico de coronavirus por el antecedente de viaje, sin que en ese momento, ese país estuviese dentro de los países con circulación viral.

La Directora de Epidemiología del Chaco cuenta en su informe a la justicia que “de todas maneras, se solicita la toma de muestras para estudio (hisopado nasal) el día 07/03/2020 y se envía al Instituto Malbran de la Provincia de Buenos Aires, como explicaba el protocolo COVID-19 de Chaco. Ese mismo día, España ingresa a la definición de `caso sospechoso’ por ser país con circulación viral”.

NEGARON INFORMACIÓN DE CONTACTOS

El informe –al que accedió Diario21.tv- señala además que durante el día 07/03/2020 la directora y la co-directora de epidemiología de la provincia del Chaco, “nos ponemos en contacto con las pacientes vía telefónica, consultando estado de salud de las mismas y antecedentes del viaje y de sus contactos, ya que llevaban cinco días con síntomas manifiestos. Solicitamos los números telefónicos de sus contactos para hablar con cada uno de ellos, exigiendo el aislamiento social de cada persona que haya estado en contacto estrecho con cada una de las pacientes”.

Una de las pacientes había afirmado que “compartió el fin de semana con su familia, hermanas y cuñados, con su pareja y los hijos de su pareja”. También refirió haber compartido con algunos amigos y haber ido a la Facultad de Humanidades (UNNE) donde tuvo contacto con varios profesores.

Así, el reporte oficial del Ministerio de Salud confirma que “se solicitó que nos brindará los datos de cada una de las personas con las que tuvo contacto estrecho. Ellas al principio se negaron a brindarnos los números telefónicos y los datos personales de estas personas, entorpeciendo así, la investigación de probables casos”.

Ante esta postura inentendible de las “pacientes 0 y 1” la autoridad sanitaria local decidió avanzar a contrarreloj para obtener los contactos de las personas con quien mantuvieron vínculos las pacientes y poder así detectar eventuales contagios. La ola de casos ya se había desencadenado en la provincia.

“Días después se consiguieron los datos de la madre de los hijos de la pareja de M., nos contactamos con el decano de la Facultad de Humanidades, quien nos contactó con los profesores que estuvieron en contacto estrecho con M. y otras personas se auto reportaron a los números que en ese momento brindó el ministerio de Nación”.

La Directora de Epidemiología relató en su informe a la justicia que “se procedió al llamado de estas personas, se registraron los datos de cada uno de ellos, y se tomó muestras de hisopado nasales y orofaríngeo a los que presentaban síntomas”.

LA CONFIRMACIÓN DE «CASO POSITIVO»

El día 9/03/2020 comunican desde la Dirección de Epidemiología de Nación, el resultado positivo de ambas pacientes y cargan los datos al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA). Chaco registraba sus primeros casos.

Para esa fecha, ya habían contagiado a al menos 10 personas de su entorno; éstas a su vez transportaron el virus a sus familias.

De esa cadena de contagios, al menos cuatro personas fallecieron, los días demorados en tratar de obtener información –que fue retenida por las turistas- hicieron que se sumen casos positivos hora a hora.

Así lo interpretó la Jueza Federal, Zunilda Niremperger y el fiscal Patricio Sabadini; sin embargo para las Juezas de Cámara, Rocío Alcalá y María. D. Denogens “no se puede requerir a una persona un hacer prudente, que las normas (en aquel período histórico) no le reclamaban, incluso cuando los medios de comunicación trataran el tema, ya que tal obligación excedería el marco de lo jurídicamente exigible”, con esto decidieron sobreseerlas.

//Diario21.tv 

Comentarios

Comentarios