El Consejo Nacional del Salario (CNS) fijó el nuevo valor del salario mínimo vital y móvil en $21.600, lo que marca un aumento del 28%. La suba se realizará en tres tramos, un 12% en octubre, un 10% en diciembre y un 6% en marzo.

La CGT y la CTA Autónoma habían anticipado que reclamarían al Gobierno un salario mínimo vital y móvil superior a los $45.000, acorde con el costo de la canasta básica de consumo. Los gremios pedían un incremento del 40%, más cercano a la inflación estimada para este año, que ya solo hasta septiembre suma 22,3%.

“Hay una distancia enorme entre el salario mínimo y la canasta básica que es de $46.000”, dijo en la previa el secretario general de la CTA de los Trabajadores Hugo Yasky.

Y agregó: “La expectativa es tratar de recuperar el Salario Mínimo, Vital y Móvil que actualmente es de $16.875“. Por lo que en las negociaciones iban “a tratar de acercarnos lo más posible a esa cifra a fin de recuperar la pérdida del salario”.

Por su parte, la CGT le pidió a los integrantes de ese ente que se vuelvan a reunir en abril 2021 para rever estos números y actualizarlos en función de cómo evolucione la economía argentina.

Se trata del acuerdo que dejará plasmado el plenario del Consejo del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que delibera en el Ministerio de Trabajo con la participación de la CGT, las dos CTA y las principales cámaras empresarias.

El ajuste en el piso de ingresos formales tendrá impacto en unos 300 mil trabajadores no alcanzados por convenios colectivos, y también en 580 mil planes sociales y alrededor de 2 millones de subsidios salariales ATP anclados a la misma variable.

Comentarios

Comentarios