Previo a la llegada del verano, médicos infectólogos desaconsejaron el uso de equipos de aire acondicionado porque estos artefactos pueden generar contagios de coronavirus.

En ese marco, el infectólogo Eduardo López, uno de los asesores del presidente Alberto Fernández en la lucha contra el COVID-19, explicó que si el sistema se usa en ambientes cerrados puede potenciar la circulación del virus “a partir de la transmisión de partículas microscópicas por las corrientes de aire”, según publicó TN.

A su vez, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, explicó el martes, durante la presentación del protocolo para el turismo en la Costa Atlántica, que estará prohibido el uso de sistemas de aire acondicionado en hoteles y restaurantes para una mejor seguridad sanitaria por la pandemia.

En esa línea, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, sostuvo que con esta medida apuntan a «evitar la recirculación de los fluidos y los contagios masivos en un solo ambiente”.

El funcionario dijo que “cuando el aire entra en un sistema de recirculación se produce una expansión del área donde se puede contagiar”, en una entrevista a radio La Red.

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que las viviendas y los lugares de trabajo se ventilen con frecuencia de manera natural, a través de la circulación del aire con la apertura de ventanas.

En otros casos, como los hoteles, donde a veces no pueden abrirse las ventanas, aconsejan usar ventiladores por encima de los equipos de aire acondicionado.

La directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente del organismo, María Neira, sostuvo que la OMS “sigue recomendando la ventilación natural como el método más efectivo para renovar el aire” en lugares cerrados y dijo que es fundamental “crear un ambiente más sano”.

Comentarios

Comentarios