Tu estas aqui
Home > Tecno > IR A TOKIO Y VOLVER CON UNA LAPTOP NUEVA FUE MÁS BARATO QUE COMPRARLA EN PALERMO

IR A TOKIO Y VOLVER CON UNA LAPTOP NUEVA FUE MÁS BARATO QUE COMPRARLA EN PALERMO

Es más barato volar 10/15 mil kilómetros, alquilar en Airbnb y comprar una MacBook Pro en el exterior, que tomar un taxi hasta uno de los revendedores locales “oficiales” y comprar esa misma laptop. Parece un chiste guionado para exagerar la figura del argentino que se queja de su país, pero es un dato objetivo basado en números.

Cuando mi notebook no dio para más en julio de 2015, quise cambiarla y saqué las cuentas:

– Transportarme hasta el reseller porteño y comprar una nueva de 13″ me costaba $41.500 pesos.

– Sacar pasajes a New York, alquilar un departamento 5 días, alimentarme, moverme por la ciudad, ir a un recital, comprarme varios discos/libros/cómics, y finalmente comprar la misma MacBook en Apple, me implicaba gastar $35.000 pesos.

Al tuitear la conclusión muchos me cuestionaron por no contar el impuesto en aduana, y aunque fueron observaciones válidas, eso sólo me ayudó a agregar una capa más de incredulidad. A pesar de ser un cobro aleatorio (el “siga, siga” en Ezeiza era y es moneda común), sumar esa plata no invertía la relación. Incluso con el 50% extra por sobre el excedente de U$S 300, la cuenta mantenía el mismo margen, con lugar hasta para considerar el valor de la visa para aquellos que no la tenían.

Luego cambió el gobierno, se habló mucho de las importaciones y hubo una devaluación fuerte, pero lo único que pasó con la tecnología fue que la historia se mantuvo igual. Al 23 de enero la cuenta era: MacBook Pro “oficial” en Argentina $44.000 pesos vs. Vuelo a NY + MacBook Pro en Apple + Airbnb (5 días) $42.900 pesos.

En febrero finalmente transformé la idea en realidad con unos pasajes en oferta: llevé la comparación al extremo, volé hasta Tokio y me compré la computadora en el Apple de Ginza. ¿La cuenta? Entre ida y vuelta viajé 58 horas pero gasté $12 mil pesos, me hospedé en un monoambiente por $8 mil pesos y compré la computadora por $23 mil pesos. Es decir, gasté $43 mil pesos en esos tres ítems.

Cuando volví a la Ciudad de Buenos Aires la computadora en el revendedor de Palermo había subido el precio: ahora estaba a $50.000.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Top